El director del Comando Regional Noreste de la Policía Nacional, general de brigadas Orison Olivence Minaya, informó que las medidas de seguridad fueron reforzadas en el Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís, la localidad de Cenoví, y en cualquier otra zona en la que pudieran ocurrir disturbios por la lectura del fallo que se hará hoy, miércoles, por el caso del asesinato de la adolescente embarazada Emely Peguero.

Según declaró Minaya, el reforzamiento se hace para asegurar la tranquilidad de la lectura del fallo que está previsto a que se realice a las 2:00 de la tarde en el Segundo Tribunal Colegiado del distrito judicial de la provincia Duarte.

Asimismo manifestó que todo aquel que violente la ley será apresado, por lo que no se va a permitir ninguna clase de desorden en las vías públicas.

Se recuerda que el tribunal emitirá el fallo tras haber terminado los debates en la sesión del pasado 31 de octubre, días que fueron tomados por el jurado para deliberar.

Durante dicha audiencia, la abogada de Marlin Martínez, Ingrid Hidalgo, pidió la absolución de su defendida.
El Ministerio Público, que solicitó 30 años de cárcel para Marlon y 20 para Marlin, también tuvo su turno para replicar la posición de los abogados defensores.

El cuerpo de Emely Peguero, de 16 años, fue hallado el 31 de agosto de 2017 dentro de una maleta en la comunidad de Cayetano Germosén, provincia Espaillat, ocho días después de su desaparición.

La autopsia determinó que murió por un aborto inducido y por un golpe contundente en la cabeza.

Marlon Martínez ha admitido los hechos, pero afirma que no planeó la muerte de su novia, y que su madre es inocente de toda sospecha.

Sin embargo, el expediente acusatorio establece que tras la muerte de la adolescente, Marlon y Marlin Martínez intentaron desaparecer el cadáver.

Los padres de Peguero piden, a la vez, una indemnización por 20 millones de pesos.

COMENTANOS QUE TAL TE PARECIO!